Alimentos toxicos para los perros y gatos

Posted on Actualizado enn


Mucho ojo con lo que les damos a nuestros perros, leyendo esto podemos evitar muchos disgustos y visitas al veterinario y ahorrar dinero nunca está de más.

Estos son algunos de los alimentos en cantidades excesivas presentan toxicidad, pudiendo causar daños graves o la muerte …

Chocolate

El cacao y sus productos derivados como el chocolate contienen teobromina, una metilxantina como la cafeína que se encuentra en el café, el té y las bebidas tipo “cola”, la teofilina presente en el té, y la teobromina que se encuentra en mayor cantidad en el chocolate.

La teobromina es una sustancia que el hígado tarda mucho tiempo en eliminar, permanece en el torrente sanguíneo entre 14 y 20 horas y vuelve a él a través de las paredes del estómago.

Todas las metilxantinas, incluida la teobromina, tienen actividad a niveles del sistema nervioso central, los aparatos cardiovascular, renal, y de los músculos esquelético y liso. Específicamente la teobromina es un vasodilatador coronario, un relajante muscular liso, un diurético y estimulante cardíaco.

Los síntomas de intoxicación aparecen después de cuatro a cinco horas de haber ingerido el chocolate y la presentación de los trastornos motores es de un mal pronóstico.

La intoxicación con chocolate produce en el perro, vómitos, diarrea, jadeos, inquietud, taquicardia (aumento de la frecuencia cardíaca), ataxia (incoordinación de movimientos), temblores musculares, hiperactividad o abatimiento, incontinencia urinaria, aumento de la diuresis (orina más cantidad), llegando incluso a provocar colapso múltiple lo que lleva a la muerte del animal.
Los perros con problemas de salud, especialmente aquellos que sufren de epilepsia, son más susceptibles a la teobromina, la cual puede ocasionar ataques epilépticos en perros con predisposición a esta enfermedad.

La cantidad de chocolate que puede resistir un perro depende de su peso y otros factores desconocidos. Según estudios, la cantidad tóxica de teobromina es de aproximadamente 90 a 100 mg por kilogramo de peso corporal del animal, aunque no se han registrado casos de muerte por ingestión de teobromina a niveles inferiores a los 200 mg por kg de peso corporal.

Si su perro ha ingerido una cantidad considerable de chocolate, o si presenta alguno de los síntomas mencionados, llévelo al veterinario sin demora. No hay ningún antídoto eficaz contra la teobromina , el veterinario inducirá el vómito dentro de las dos horas posteriores a la ingestión, a menos que el perro esté en coma o haya perdido el reflejo del vómito. Si no hay síntomas graves, se le administrará carbón activado, que absorberá la teobromina del tracto intestinal para facilitar su eliminación por las heces.

Cebolla, Calçots, Cebolla tierna, Puerros

Se ha demostrado que la cebolla, sobre todo cruda, es causante de anemia hemolítica en el perro.

Si bien el consumo de pequeñas cantidades de cebolla cocida no ocasionaría más problemas a nuestros animales, por lo que, no hay que preocuparse por la adición de cebolla en pequeñas cantidades en la dieta de nuestros animales.

A muchos perros les gusta el sabor de la cebolla, es por eso que se utiliza habitualmente como un saborizante y promotor del consumo y, si encuentran la oportunidad, ingerirán grandes cantidades lo que les provocará diversos trastornos.

La intoxicación con cebolla está descrita en los seres humanos y en algunas especies domésticas como el perro y el gato, produciendo anemia hemolítica (destrucción de los glóbulos rojos) con disminución de la hemoglobina en sangre (molécula transportadora de oxígeno) y hemoglobinuria (presencia de hemoglobina en la orina).

Los síntomas más visibles del efecto tóxico de la cebolla son diarrea, vómitos, depresión, hipertermia (aumento de la temperatura) y la orina toma una coloración muy oscura. Los vómitos y la diarrea se producen en forma prácticamente inmediata, pero los otros síntomas, aparecen entre uno a cuatro días después de la ingestión excesiva de cebolla.
El consumo de 30 g de cebolla cruda (alrededor de la cuarta parte de una cebolla mediana) durante 3 días seguidos produjo en perros los síntomas de intoxicación descritos.

Leche de vaca

La leche es el principal alimento de los cachorros durante las primeras semanas de vida, pero lo que pocos tienen en cuenta es que la composición de la leche de vaca es muy diferente a la leche de la perra y en la leche de la gata.

Las leches de las diferentes especies están compuestas por un alto porcentaje de agua y proporciones variables de nutrientes como las proteínas (principalmente caseína), los azúcares de la leche (mayormente como lactosa)
La leche de vaca es muy diferente en su composición porcentual respecto a las perras y gatas, si se la  administramos a los cachorros corremos el riesgo de provocar una alteración en la capacidad de digerir y absorber los nutrientes que conllevará trastornos digestivos , provocando una diarrea, con deshidratación y pérdida de peso muy perjudicial en esta etapa inicial del crecimiento.

Otros alimentos que hay que tener en cuenta
Nuevos: muchas variedades de nueces son perjudiciales por su alto contenido de fósforo, que puede producir cálculos de vesícula.
Aguacate: rico en grasas que pueden causar dolor de estómago, vómitos e incluso pancreatitis.
Ajo: anemia, en altas cantidades es también causante de daños en hígado, diarrea y vómitos.
Piel de pavo: se cree que es causante de pancreatitis aguda en el perro.
Uvas y pasas: insuficiencia renal aguda, los síntomas son los típicos de la insuficiencia renal: vómitos, diarrea, letargo y elevada ingestión de agua.
Jamón y otros embutidos salados: aparte de e ser altos en grasas, la gran cantidad de sal que contienen puede causar serios dolores de estómago o pancreatitis.
Sal: un exceso de sal en la dieta puede inducir al perro a beber demasiada agua, pudiendo provocar la desgracia famosa dilatación-torsión gástrica, especialmente en razas grandes.
Alcohol: muy tóxico, provoca incontinencia urinaria y más problemas, en gran cantidad puede provocar la muerte del animal.
Cafeína: es un estimulante del sistema nervioso, en un animal la reacción es mucho mayor y al igual que el chocolate, le provoca serios trastornos en el sistema nervioso y cardíaco, vómitos, diarreas e incluso la muerte.

image

Alimentos tóxicos para los gatos

Los alimentos tóxicos o desaconsejados para el gato coinciden con los mencionados en el caso de los perros: chocolate, cebolla, leche de vaca, carnes saladas y embutidos, aguacate, pasas y uva, ajo, …

Pero también tenemos que vigilar con:

Huesos y espinas: todo los huesos de ave y las espinas de pescado, se astillan muy fácilmente y esto puede provocar desgarros y obstrucciones esofágicas e intestinales.
Atún para consumo humano: el atún en sí no es un producto tóxico para el gato, lo que pasa que no tiene Taurina, un aminoácido esencial que es necesario para el correcto funcionamiento del corazón, la vista y muchos otros órganos. A las latas de atún especiales para gatos se les ha añadido taurina.
Productos azucarados y con Xylitol: un exceso de azúcar es perjudicial para la salud del animal y los productos con Xylitol son tóxicos.
Pescado crudo: a más de contener el parásito llamado anisakis, que sólo se elimina cocinando o congelando el pescado, también contiene una enzima que ocasiona deficiencia de vitamina B en el organismo.

Espero haberos ayudado en algo

Publicado desde WordPress para Android

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s